Aprender a Pensar

Bitácora de clase

Jaime Fernández de Caleya Rifé

Santa Ana y San Rafael (FEMDL)

27 de febrero – El comentario supera al texto comentado

El comentario supera al texto comentado por su cantidad y por su calidad. Por eso transcribo literalmente el comentario de Mª Carmen.  Muchas gracias por tus palabras.

“Vivimos en una sociedad que nos obliga a insertarnos en ella sí queremos conseguir ser “bien vistos”, somos víctimas de el estar asumiendo unos patrones con los que, nosotros, somos la víctima y el verdugo…
… nuestros niños, apenas se dan cuenta están rodando en la rueda “pauta impuesta” llegan a la adolescencia y quieren encontrarse a sí mismos… comprendo que la música les absorba, que las drogas les atraigan… ellas por increíble que parezca les proporcionan el “sentirse vivos” ¿porqué?… pues porque éste mundo que les rodea se lo IMPIDE.

¿Cómo van y vamos a sentirnos VIVOS con unas pautas de existencia en las que todo lo que podemos aspirar es a luchar constantemente por estirar el tiempo para conseguir más tiempo para emplearlo en un aprendizaje impuesto que ” NO NOS INTERESA” pero que es “OBLIGATORIO” para poder comer y ¡triunfar! TRIUNFAR???? …

Deberíamos buscar otra palabra para definir ese triunfo engañoso, ¿no será más bien alcanzar la cima de una sociedad en proceso de crecimiento… que parece andar por la adolescencia, donde uno se pregunta… ¿quién soy??…??
Es precisamente la adolescencia donde nuestros retoños hacen “Aguas”… Que SABIA la VIDA. -Y digo Sabia porque nos lo está diciendo a gritos… pero ¿quién tiene “TIEMPO” PARA “PARARSE”… Y “ESCUCHAR”…?
Sí… PARARSE…
ESCUCHAR… A LA “MAESTRA”… SABIDURÍA…

Sólo ella puede ser … y ES…
Sólo ella puede abrirnos la puerta al verdadero “CRECIMIENTO COMO SERES”… otro gallo cantaría en nuestros intereses y los de los adolescentes, sí les permitiéramos y los abocaremos a “buscar”, buscarse… escuchar… escucharse…

Queremos que nos escuchen, a nosotros, cuando no les permitimos SER ELLOS, cuando no nos hemos permitido a nosotros mismos SABER QUIÉN SOMOS…
Ésta sociedad es una jovencita que aún no ha llegado a la adolescencia … no sabe quién es! no ha descubierto lo que le enseña el juego!!! … aún conserva las necesidades básicas de chupar del bote, y debemos entenderla así… aún no está preparada para otras cosas… y así nos lo demuestra, es egocéntrica como le corresponde… pero siempre hay quién se escapa… se queda fuera… y aunque no está bien vista… puede darnos algunas pistas… la sociedad debería estar agradecida a los inadaptados, aunque no tenga capacidad para ser consciente de ello, o se sienta atada de pies y manos, y no le merezca la pena el precio.

.El único verdadero TRIUNFO es SER FELIZ.
.LA FELICIDAD ¿como se alcanza?
.Mientras los intereses que nos acaparen sean “conseguir cosas”
conseguir títulos, conseguir ser valorados por los que nos rodean, aparentar ser “alguien”, ser los más guapos, los mejores atletas” los mejores en algo… nos estaremos creyendo que somos el océano, cuando en realidad somos simples “olas”

Descubramos primero ¿quién somos?… que no somos?…
Y… después podremos ACOMPAÑAR… y ese acompañar se convertirá en ENSEÑANZA.
la ENSEÑANZA entonces no será un simple block de “la historia de los caminos recorridos (muy interesante por cierto) pero secundario en la escala de valores del SER.

Primero APRENDER A JUGAR! … Y jugando podremos descubrir que SOMOS INTRODUCIDOS EN NOSOTROS MISMOS…
que somos absorbidos por la propia actividad…
que nos lleva… que nos traslada… que nos introduce en la verdadera REALIDAD…
que nos muestra lo esencial de la vida… ese introducirnos en lo que vivimos, absorbidos por ese impulso de interés innato que nos sale por los poros cuando realmente algo nos interesa…

La dificultad es que no nos interesa a todos lo mismo, cada uno entra por una puerta diferente y particular que es la que a él le mueve a… -por eso cada cual, ha de descubrir que es lo que verdaderamente le interesa y dejarse llevar por esa puerta que le introduce en su propia creatividad… ella le llevará a interesarse más y más…a descubrir… a buscar… y … cuando el alumno está preparado… es entonces, cuando tiene sentido el maestro… porque es entonces cuando el alumno “QUIERE SABER” “PUEDE ESCUCHAR”… CON LOS CINCO SENTIDOS Y TODAS SUS CAPACIDADES ABIERTAS, ¡ATENTAS!…

Me pregunto a qué  maestro le han enseñado a ser maestro…
Me pregunto sí no seremos todos meros adolescentes… enseñándonos unos a otros, aunque algunos, llevemos muchos años practicando y “sufriendo”, los avatares de éste proceso…
Creo que el maestro ha de hacerse a sí mismo… perdido, y solo largas horas con “LA MAESTRA SABIDURIA”… que se esconde delante de nuestras narices, hasta que nos “PARAMOS” A “ESCUCHAR”…
Sólo entonces seremos jóvenes maestros, y digo JOVENES.
jóvenes inexpertos, como corresponde a los jóvenes, pero con la sabia de la sabiduría recorriendo por nuestras venas, y con esa fuerza y ganas que caracteriza a los jóvenes…

Hace años… tuve el inmenso privilegio de conocer a una verdadera maestra… ella no sabía que era “MAESTRA”… había nacido y vivido en una cueva, no sabía ni leer ni escribir… pero sabía “ENSEÑAR A VIVIR” ¡¡¡¡¡¡¡”HACIENDO SOPA”!!!!!… murió sin saber de “SU MAESTRÍA”… es absolutamente desconocida… quizá muchos de vosotros os cruzasteis con ella por el metro, con todas sus pertenencias en una bolsa de plástico pequeña y reciclada… no tenía dientes… y su sonrisa se convertía en una carcajada abierta,inocente … inocente y desbordante. Supo acoger LA VIDA… como fue llegando… aprendió a leer a los campos a los cielos… pero sobre todo, supo dejarse introducir en lo que le acontecía dejandose absorber por ese mismo instante.

Confieso que comprendo a los adolescentes en las aulas desinteresados por los grandes descubrimientos de la historia, los comprendo, porque cuando hay algo urgente que se presenta en nuestras vidas, esa URGENCIA, es lo primero que acapara nuestra atención… y en ellos late con la fuerza que corresponde, están denunciando el descoloque al que les intentamos abocar, que les intentamos imponer como camisa de fuerza… y no se dejan, luchan patalean se muestran desinteresados, se ponen cascos con música que les permita “SENTIRSE VIVOS” alejados de lo que les rodea, se drogan para SENTIR! lejos de lo que “parece ser correcto”… ¿PORQUÉ NO LOS ESCUCHAMOS?
Porqué no caemos en la cuenta, que la pancarta con la que se manifiestan es una DENUNCIA a éste tipo de vida que no nos hace felices a nosotros mismos?…
…el tiempo…
…el tiempo es la trampa precisamente de ésta sociedad y de enfocar la vida, y éstos valores que nos intenta vender…
No se trata de hacer ALGO MÁS… de añadir a la lista de cosas y cosas y más cosas…
Se trata simplemente de eso que ahora mismo estás haciendo hacerlo de verdad, desde dentro y unido a lo de fuera, se trata de poner todas nuestras capacidades al cien por cien en lo que estamos… se trata de valorar esas pequeñas cosas que parecen que no están, que nos pasan desapercibidas, como lo único esencial en ese preciso instante.
…los que hemos sido domesticados, los que somos fieles a las pautas establecidas… no hacemos CRECER… simplemente permitimos una estabilidad en un equilibrio que ha de estar en movimiento inestable mientras no llegue a su JUSTO EQUILIBRIO… pero para ésto antes hemos de caminar y asumir los procesos de la infancia, adolescencia, juventud, madurez, ancianidad…

¿entonces?
Entonces… el silencio… jugar… en silencio… hasta que entremos en el juego…”

Mari Carmen.

mcarmendcm@gmail.com
Mari Carmen Delgado Cruz



escrito el 27 de Febrero de 2010 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar